¿Es bueno comer chicle? Los cinco mitos y verdades sobre su efecto en la salud

¿Es bueno comer chicle para los dientes? Seguramente que alguna vez te has preguntado si la goma de mascar puede dañar tus dientes o si puede suponer un riesgo para tu salud bucodental. Como una gran parte de cosas en la vida, no existe una respuesta definitiva para esta cuestión. Podemos concluir en que depende de muchos actores.
¿Estás preparado para descubrir lo mitos y las verdades sobre el chicle? ¡Empezamos!

1. Mascar chicle es bueno para tus dientes

Podemos decir que es una verdad a medias. Lo primero que debemos tener en cuenta es si se trata de chicles con azúcar o de chicles con xilitol. En el caso de los primeros, mascar chicle en exceso sí supone un riesgo para tus dientes, Comer chicleya que estás recubriéndolos de una capa de azúcar. De esta manera estás favoreciendo la aparición de las caries y al proceso de descalcificación de tus piezas dentales, pero en el caso del chicle con xilitol, el panorama cambia.

La gran ventaja del xilitol es su capacidad para evitar que las bacterias fermenten, disminuyendo así el riesgo de caries y ayudando a mantener la boca limpia.

 

 

 

Además estás aumentando la producción de saliva, consiguiendo que la acidez de la boca baje y el riesgo de desmineralización de los dientes disminuya. ¿Es bueno comer chicle? Podemos asegurar que el de azúcar no, sin embargo el de xilitol está mucho mejor considerado.

 2. ¡No comas chicle! Desgasta las articulaciones

Es otro de los argumentos estrella de los detractores del chicle, pero la realidad no es tan drástica. Al comer chicle estás moviendo constantemente tu mandíbula, pero salvo que hagas uso y abuso de la goma de mascar, esto no será un problema para las articulaciones de tu boca. Dentro de este apartado, hay que tener en cuenta que el chicle también puede provocar movimiento en tus piezas dentales. Esto se debe al roce entre ellas puede producir desgaste, que como consecuencia grave, puede provocar una mala mordida. Pero tranquilo, esto solamente puede ocurrirte si, como has leído antes, realizas un uso abusivo del chicle.

3. ¡Comer chicle engorda! ¡Comer chicle adelgaza!

Es una cuestión bastante recurrente cuando te preguntes si es bueno comer chicle. Realmente no hay ningún estudio que certifique que ayude a adelgazar o favorezca el ganar peso, pero sí que hay algunos hechos probados que nos pueden orientar un poco más sobre este tema:

Engañar a tu organismo. Al masticar chicle, de alguna manera estás engañando a tu organismo para que crea que estás comiendo, así consigues suprimir el apetito y evitar el picoteo entre horas.
Acelera el metabolismo. La producción extra de saliva ayuda a mantener la actividad metabólica y contribuye a seguir “engañando” a tu organismo.
-Problemas gastrointestinales. El abuso del chicle puede llegar a producir diarrea debido a los endulzantes artificiales que posee la goma de mascar.

4. Mejora tu capacidad cerebral

Por sorprendente que parezca, hay una gran parte de verdad en esta afirmación. Un estudio de la universidad de St Lawrence demostró que una serie de alumnos que comieron chicle diez minutos antes del examen consiguieron mejores resultados que los que lo masticaban mientras lo hacían. Esto se supone que se debe gracias a “una puesta en común de recursos por parte de los procesos cognitivos y de masticación». En el caso de los estudiantes que lo mascaban mientras hacían la prueba, se concluyó que el chicle favorecía la distracción. También quedó demostrado que la goma de mascar ayuda bastante a reducir los niveles de estrés.

5. ¡No te tragues el chicle que se te va a quedar pegado en el estómago!

¿Cuántas veces una madre le ha dicho a su hijo que no se trague el chicle para que no se le quede pegado en el estómago?Infinitas, ¿verdad? Pues bien, puedes estar tranquilo porque tragarte el chicle no supone ningún tipo de peligro a pesar de que sus componentes lo hagan tan pegajoso.

Comer chicle

Nuestro estómago tardará en eliminarlo del organismo alrededor de dos días, a no ser que tragues al día muchos chicles, que en tal caso corres el riesgo de que se forme un bezoar.

A modo de conclusión, el chicle no es tan perjudicial como se creía hace años. Incluso como has podido leer, aquel que lleva xilitol favorece el cuidado y la limpieza de tu boca siempre que se haga un uso adecuado de él.

Ten en cuenta también que esto no son más que cinco mitos. Hay muchos más que circulan alrededor de la goma de mascar.

Envía esta página o compártela:

2 Comments

Leave a Reply