El eterno miedo al dentista

Todos conocemos esa sensación de pánico al dentista, porque todos la hemos experimentado alguna vez. Es cierto que hay personas que le tienen más miedo que otras, normalmente por experiencias anteriores, sobre todo cuando eran niños, aunque puede ser también por temor a la aguja de la anestesia y otras causas.

El problema se agrava cuando por ese miedo, las visitas se van retrasando en el tiempo y nuestra salud corre peligro.

¿Por qué tenemos miedo al dentista?

DOLOR. Sentimos dolor en la boca y nos preocupa que al acudir al odontólogo nos haga más daño.

INSEGURIDAD. Muchas veces al ponernos en manos del dentista y su equipo, nos sentimos inseguros e invadidos. No sabemos lo que nos están haciendo y las sensaciones en la boca se magnifican al ser una zona muy sensible.

MALAS EXPERIENCIAS. Si en ocasiones anteriores hemos tenido una mala experiencia, si hemos sufrido un situación muy desagradable o el resultado del tratamiento ha sido negativo, pensar en volver a la clínica nos puede causar ansiedad.

ODONTOFOBIA. Es el miedo irracional y persistente a ir al dentista. Irracional, es decir, no es el miedo que podemos sentir cualquiera de nosotros. Se trata de una fobia y esa persona evitará en la medida de lo posible acudir al dentista.

Afortunadamente, en la actualidad las técnicas de las clínicas dentales son mucho menos invasivas y menos dolorosas, gracias sobre todo a los avances tecnológicos y los medios que se utilizan.

Además, los odontólogos son conscientes del miedo que pueden tener algunos pacientes y tratan de  crear un ambiente tranquilo y relajado.

¿Cómo afrontar y superar el miedo al dentista?

  • Hay que acudir a una clínica dental que te de confianza. Puede ser que te la hayan recomendado familiares o amigos o que ya la conozcas de antes. Lo importante es que el dentista te de la confianza que necesitas, que se preocupe por tu salud y sientas que estás en buenas manos. 
  • Prepararse mentalmente también ayuda. Tanto si sientes cualquier molestia que te obliga a pedir cita en la clínica, como si te has concienciado de que debes hacerte una revisión dental o cualquier otro tratamiento, respira, relájate y acude a la cita tranquilo.
  • Es muy importante comentar con el odontólogo los miedos o las sensaciones que tengas al acudir a la clínica. Él te escuchará y te tranquilizará explicándote el proceso que se va a realizar y te explicará que no vas a sentir dolor en ningún momento. 
  • Una vez haya terminado, pide información de las próximas visitas, si son necesarias, conocer en qué consiste el tratamiento te ayudará a estar tranquilo y no sentir miedo.

¿Cómo elegir una Clínica dental de Confianza?

Hay 3 factores importantes que puedes evaluar en una clínica dental y que son los pilares de nuestra Clínica Madrid Río:

El primero es la Profesionalidad. Contar con equipo de dentistas con amplia experiencia, formación constante y que se preocupan ante todo por la salud de sus pacientes.

Por otro lado, las Instalaciones y Tecnología. Invertir en lo equipos más avanzados nos permite aplicar los tratamientos más innovadores. Además, contamos con equipos especiales que garantizan la mínima radiación posible. Trabajamos con materiales de última generación y nuestras paredes y puertas plomadas protegen al paciente y al medioambiente. 

Por último, el precio. Algo que a todos nos preocupa a la hora de acudir al dentista. Es muy importante, que en el presupuesto se detallen todos los conceptos del tratamiento para que posteriormente no te lleves una sorpresa.

En el Centro Odontológico Madrid Río, la primera consulta es gratuita y te haremos un diagnóstico del tratamiento que realmente necesites, siempre pensando en lo mejor para tu salud. Además, te ofrecemos facilidades de pago y descuentos para familias numerosas.

Como verás, el miedo al dentista es algo normal en la sociedad, pero gracias a los avances en este sector, actualmente no hay porqué temerlo. Es una sensación heredada que poco a poco va desapareciendo. De hecho, los niños que acuden hoy a su primera cita, tienen una visión diferente, su experiencia es positiva, y no les importará volver cada vez que tengan que hacerlo.

Así que anímate y ¡pide cita!

En Madrid Río, nuestros pacientes son personas con nombre y apellidos, a los que conocemos y atendemos como si fueran nuestros familiares más cercanos. 

Envía esta página o compártela:

Leave a Reply